domingo, 1 de noviembre de 2009

El miedo está devuelta,
otra de mis mentiras...
La habitación temblaba y yo también.















Se puso más que fuerte el viaje y
no pudimos parar
la culpa de lo que nos pasa,
se la hechó a festejar.
¡Que venga la primavera que no puedo parar!

5 comentarios:

Felipe dijo...

Que lindo texto pero...

que no venga la primavera! que se quede lejos bien lejos!

La nariz se me hincha y estornudo a cada rato...

Un abrazo :)

Z. dijo...

El miedo es un mecanismo de defensa.
Que rico no poder parar ¿No?


Te dejo un beso linda (:

Toqii dijo...

no pares, no pares. Me gusta mucho tu blog suerte mujer :)

robertita - dijo...

¿Existe una buena razón que justifique que pares? ;)

Teamcry dijo...

Eyyyy!
te perdiste!

FELIZ AÑO! y ojala este nuevo año te traiga las mejores cosas..

nuevas historias :)!

Un abrazo!

::teamcry::