miércoles, 26 de agosto de 2009

No me gustan los cuentos cortos, me gustan las historias largas... las novelas digamos. Pero algo bien escrito no y no cualquier cosa, creo que esta preferencia se puede aplicar también a la vida cotidiana.










Hay veces en que prefiero callar, cosas que no me salen decir. Cosas que creo que son mejores adentro que afuera, o cosas que sé que son mejores afuera que adentro pero que no me salen, no me salen de adentro, se qedan trabadas en mi garganta y no las saco ni tosiendo. Es un nudo apretado que por momentos no me deja respirar, las cosas que prefiero callar, a la larga (o a la corta) me matan.

3 comentarios:

Bautiste dijo...

Tenés que ver que pesa más. Vale la pena estar mal por callar?

·• lαlα dijo...

Cierto, aveces parece que pensamos cosas que los demas no tomarian como nosotros. O no les importaria o que se yo, pero preferimos callarlas.
Pero si YA descubriste que ese nudo en la garganta te mata, poco a poco toma aire, busca las palabras y cuando veas que es un buen momento LANZA LA BOMBA jajajaja... Meeeeentira, cuando veas que es un buen momento di las cosas que piensas y veras como nadie pero NADIE podra decir algo al respecto. Todo esta en la fuerza de tu espiritu.
Cuando alguien me habla totalmente convencido de algo, aunque no comparta lo respeto y acepto ;)
Intenta, total no se pierde nada mas bien SE GANA EXPERIENCIA.

Besos, compartimos el numero 7 entonces (L)

MUGATU dijo...

yo opino que tenemos que dsecir todo y no callar nada porque nos llenamos de todo lo que somos asi..

besos fer (L)